Coordinación Catastro – Registro de la Propiedad

Uno de los avances más importantes en materia de georreferenciación, uno de los campos de actuación de Gap Rural S.L., es la introducción de la obligatoriedad de coordinación entre el Catastro y el Registro de la Propiedad introducida por la reforma de la Ley Hipotecaria y el texto refundido de la Ley del Catastro Inmobiliario (Ley 13/2015, de 24 de junio).

Desde la entrada en vigor nueva ley, la descripción de las fincas en el Registro de la Propiedad podrá venir acompañada de la representación gráfica georreferenciada de la parcela, de acuerdo con la información que suministrará el Catastro, basada en el formato europeo INSPIRE de parcela catastral. Con ello se permite identificar sobre plano la situación, forma y superficie de la finca registral, superándose la situación anterior en que la mayoría de las fincas registrales se describían únicamente de manera literal. El ciudadano no tendrá que declarar ante el Catastro las alteraciones comunicadas por el Registro de la Propiedad, al realizarse de forma interna.

Al tratarse de un inventario con propósitos tributarios, la cartografía catastral cuenta con un determinado nivel de precisión, pero será el propietario el que marque el nivel de tolerancia métrica que necesita para realizar cada una de las operaciones en los inmuebles. Por ejemplo, una diferencia de centímetros pueden no ser importantes en una finca rústica de gran extensión, pero pueden ser básicos para la edificabilidad de una parcela urbana.

El ciudadano puede solicitar voluntariamente la incorporación de la representación gráfica catastral en el Registro de la Propiedad,  sin necesidad de esperar a la inscripción de un nuevo acto, pero es obligatoria para realizar la inscripción de operaciones que supongan una reordenación de los terrenos, tales como segregaciones, agrupaciones o reparcelaciones así como en la inmatriculación de fincas.

Cuando no se estuviera de acuerdo con la representación gráfica catastral se puede aportar una representación gráfica alternativa, la cual, una vez inscrita en el Registro de la Propiedad, podrá dar lugar a la oportuna rectificación en el Catastro Inmobiliario. La representación gráfica alternativa debe aportarla el propietario en el formato informático GML, realizada por un técnico competente y ha de cumplir las normas exigidas por la Dirección General del Catastro, que se pueden leer en su sede electrónica. Además, han de cumplir la Ley 13/2015, de 24 de junio, de Reforma de la Ley Hipotecaria y del texto refundido de la Ley de Catastro Inmobiliario.

Fuente: Catastro y elaboración propia.

0 Comments

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: